La Importancia Del Liderazgo

Vamos directamente al grano en cuanto a la importancia del liderazgo: ninguna organización exitosa estaría donde está hoy sin un liderazgo efectivo. El liderazgo efectivo es casi siempre uno de los principales impulsores del crecimiento, el desarrollo y la innovación.

Y ten en cuenta que en el liderazgo no importan los títulos, o incluso los elogios. El liderazgo efectivo es mucho más significativo, impactante y profundo. De ahí la importancia del liderazgo. No existe una fórmula establecida o un plan paso a paso.

La importancia del liderazgo – Pero qué es?

Podemos definirlo como «dirigir un grupo de personas o una organización». Pero no es tan simple.

El liderazgo consiste en ejecutar la visión de la empresa (o redefinirla y mejorarla, en algunos casos) y establecer el tono para esa organización en particular. Liderazgo significa crear y planificar, asegurar recursos, y buscar y mejorar errores. El liderazgo consiste en motivar a las personas para que trabajen juntas y cooperen consigo mismas y, en algunos casos, con otros equipos, para lograr un objetivo determinado.

También es importante señalar que el liderazgo es diferente de la gestión. Si bien la administración también es una parte integral del éxito de una organización, es fundamentalmente diferente del liderazgo. Por un lado tenemos la importancia del liderazgo y por otro lado la importancia de la gestión empresarial.  Los gerentes manejan las cosas. Analizan la logística, los presupuestos de equilibrio, etc. Si bien los buenos gerentes también pueden tener habilidades de liderazgo efectivas, lo que en realidad es muy ideal. Los dos no siempre van juntos.

Importancia del liderazgo imagen motivación

Un artículo de Entrepreneurs define el liderazgo como «un proceso de influencia social que maximiza los esfuerzos de los demás para lograr un bien mayor». Ten en cuenta que es más una cuestión de influencia que de rango o título. También muestra el aspecto «social» del liderazgo efectivo que utiliza y reconoce los esfuerzos de otras personas, y no solo de un individuo.

El liderazgo brilla no solo cuando las cosas van bien, sino también (incluso más, a veces) cuando las cosas son difíciles. Son respetados (no temidos) por las personas que los rodean, quienes a su vez, se motivan para trabajar más duro y hacer contribuciones más significativas para el mejoramiento de la organización.

No trata de trabajar hacia una meta sin ayuda. De hecho, la importancia del liderazgo consiste en inspirar y motivar a las personas para que trabajen juntas hacia un objetivo común.

El buen liderazgo es importante. Como dice un artículo de la Universidad Estatal de Pensilvania, «El liderazgo efectivo es esencial para que una sociedad funcione». En menor escala, el hecho sigue siendo cierto en organizaciones y empresas. Es básicamente imposible que una empresa continúe evolucionando y creciendo con los tiempos sin un liderazgo efectivo. Especialmente durante este tiempo donde la tecnología digital está cambiando cada aspecto de cómo se hacen los negocios y cómo los clientes interactúan con las marcas, una marca sin líderes efectivos será como un barco que navega sin un capitán que indique qué camino tomar.

la importancia del liderazgo integridad

¿Qué hacen buenos líderes?

Ser un buen líder no es algo que todos puedan hacer. No es fácil. Todo líder efectivo necesita poseer y / o trabajar hacia sus objetivos y visión. Los buenos líderes son claves para mejorar la productividad y la moral entre los miembros de una organización. Entonces, ¿qué hace que un líder sea efectivo? Muchos buenos líderes comparten varios rasgos y actitudes. Éstos son algunos de ellos:

1. Los buenos líderes son decisivos

El liderazgo trata de no perder el tiempo. Eso incluye el tiempo necesario para tomar decisiones. La mayoría de las veces, se puede perder tanto tiempo en el proceso de toma de decisiones que se pierden muchas oportunidades. La producción a veces incluso se detiene. Los buenos líderes tienen que ver con tomar decisiones informadas, pero siempre son conscientes de los plazos involucrados. Y una vez que se toma una decisión, se comprometen con ella y verifican las cosas. Se dan cuenta de que posponer decisiones importantes puede tener efectos significativos en la productividad y el crecimiento de una organización.

2. Practican lo que predican.

La importancia del liderazgo también consiste en dar buen ejemplo. Es difícil respetar a alguien que les pide a todos que lleguen a tiempo, o que trabajen para alcanzar un objetivo determinado cuando el “supuesto líder” no está dispuesto a llegar a tiempo o hacer su parte del trabajo por sí mismo. Muchas veces, los buenos líderes establecen el estándar, y lo cumplen, en lugar de simplemente hablar con todos. Como dice un artículo en Forbes, «Un líder que se arremanga y se ensucia de vez en cuando creará una lealtad en su gente que dará como resultado el logro de objetivos más allá de lo que generalmente esperamos».

Ve donde no hay camino y deja huella frases de liderazgo

3. No pierden de vista los objetivos

Los buenos líderes son solucionadores de problemas. O al menos, no se detienen ante los problemas y en su lugar se centran en trabajar hacia una solución. Ellos no tienen las respuestas todo el tiempo, pero seguro que siempre estarán trabajando duro para obtener respuestas. No se quejan y, en cambio, miran hacia adelante y avanzan, siempre teniendo en cuenta los objetivos que establecieron al principio y siempre mirando el panorama general. Con este fin, priorizan y establecen las tareas que deben hacerse primero.

4. Les apasiona lo que hacen.

Un buen líder cree en lo que hace. Los buenos líderes no dicen y nunca dirán, «es solo un trabajo», o «solo trabajo aquí». Se preocupan por lo que hacen, se preocupan por la organización y se preocupan por las personas que trabajan en la organización.

Liderazgo es desbloquear el potencial

5. Los buenos líderes son humildes y responsables

Los buenos líderes son humildes y dispuestos a escuchar a los demás e incluso a recibir críticas constructivas. No permiten que el orgullo se interponga en el camino de lograr objetivos y ejecutar su visión para el negocio. También están dispuestos a asumir la responsabilidad de sus acciones y no señalar con el dedo a las personas con las que trabajan cuando las cosas van mal.

6. Dan crédito cuando el crédito se debe

La importancia del liderazgo también interviene cuando el éxito es debido a sus trabajadores. A menudo se escuchan historias sobre el jefe que robó una idea, o se atribuyó el mérito del logro de otra persona. Los buenos líderes comparten la gloria y se apresuran a dar crédito a un miembro del equipo o compañero por una buena idea. Saben que el éxito es a través del trabajo en equipo, y respetan la contribución y el trabajo que otras personas hacen.

Ser un líder frases motivacionales

7. Ayuda a las personas a crecer

Los grandes líderes ayudan a las personas a crecer. Comparten voluntariamente lo que saben y buscan oportunidades de aprendizaje para las personas con las que trabajan (o las personas que trabajan para ellos). Construyen el equipo y fomentan relaciones sólidas, relaciones y cooperación dentro de ese equipo. Conocen el eslabón más débil y trabajan para fortalecer ese eslabón débil.

8. Comunicarse efectivamente

Una parte integral del liderazgo efectivo es una comunicación fuerte. Y la comunicación no es solo decir «Quiero que esto suceda». Se trata de escuchar y realmente considerar la aportación que proviene de otras personas en el equipo. La comunicación adecuada permite una mejor difusión de la información, así como una mayor capacidad para trabajar bien con otros cuando la situación lo requiere.

9. Confiado y sin miedo a lo desconocido

Los grandes líderes son verdaderos visionarios, que no temen salir de sus zonas de confort. Están dispuestos a correr riesgos y probar cosas nuevas. Tratan de ver cómo la organización continúa creciendo y desarrollándose, en lugar de simplemente establecer una rutina cómoda y complaciente. Están dispuestos a enfrentar los desafíos a medida que se acercan para cumplir sus objetivos y su visión. Según un artículo en Inc., un buen líder es «capaz de demostrar que [ellos] tienen las competencias y las habilidades para ser un líder efectivo y para llevar al equipo a su objetivo común».

Cualquiera puede sostener el timón cuando el mar está en calma

10. Son confiables

Imagina trabajar para alguien en quien no se puede confiar. Difícil, ¿verdad? Los buenos líderes nunca violan la confianza que se les brinda, ya sea por personas que están más arriba en la escala organizacional o por personas que trabajan para y con ellos. Esta confiabilidad los hace más accesibles y hace que otros se sientan más cómodos abriéndose a ellos y brindando comentarios o aportes honestos que, al final, contribuyen al crecimiento de la organización.

Permitiendo un liderazgo efectivo

Cada organización debe hacer todo lo posible para permitir un liderazgo efectivo. Las organizaciones, en general, deben estar abiertas a hacer las cosas de manera diferente y ser conscientes de cómo evolucionan sus mercados y cómo están cambiando los clientes. Los buenos líderes necesitan un buen sistema de apoyo para que funcionen bien y maximicen su potencial.

Parte de la importancia del liderazgo efectivo incluye proporcionar las herramientas adecuadas para ayudarlos a alcanzar y cumplir sus objetivos. Los buenos líderes se vuelven aún mejores y más efectivos si se les dan los medios para hacer que las operaciones y los procesos sean más efectivos.

liderar la gente frases de liderazgo